Mi experiencia

IMG_3132

Hola: mi nombre es Miguel, desde éste Blog me gustaría y quisiera tratar con Uds el tema tan grave y tan dañino cómo es el Juego.

Soy Ludópata, y seguiré siéndolo por el resto de lo que me queda de vida, hoy mismo llevo 5 años, 10 meses y 27 días sin jugar, la ludopatía no es un vicio, no es un capricho, no es una moda, lamentándolo mucho y según la Organización Mundial de la Salud está considerada al igual que la adicción al alcohol, las drogas, los pirómanos, los cleptómanos, cómo una enfermedad mental, algo en un momento dado, nos falló en el cerebro y si el juego en sí, controlado, te puede dar una alegría con un gran premio, ser una distracción o  entretenimiento en otros casos, una vez que nos cambia ésa célula en el cerebro, se convierte en nuestro principal enemigo, se empieza una nueva y dolorosa vida, el ludópata no es feliz ni mucho menos, se aprende a mentir, a ocultar, a cambiar de hábitos, a pagar contra tus seres queridos las frustraciones, los nervios, el temor, porque una vez en el camino, lo más seguro es que empezarás con lo tuyo, pero pronto la adicción irá a más, a pedir a un amigo, a otro familiar, cuando eso falle, pedirás créditos, cogerás dinero que no es tuyo, primero en casa, después ya te dará lo mismo, lo importante es que no te pillen y seguir jugando, pensando en un golpe de suerte que nunca llega, hasta un momento (por ejemplo en el caso de los jugadores de tragaperras) que te toca el premio en una máquina y sigues con la de al lado, ya no te sacias con ése premio, ya es el estar enganchado a la máquina y seguir jugando, la mentira y el teatro serán los mejores aliados del ludópata….

Quiero que por éste medio, si puedo ayudar a alguien, aconsejando, previniendo, del peligro del juego, estaré encantado de ofrecer mi experiencia, no vayan a pensar que estoy orgulloso de lo que he vivido, el dolor causado a los más cercanos, no lo podré reparar en la vida, pero que sepan, ésa gran cantidad de personas que están viviendo en éste calvario, que con fuerza, con apoyo, con mucho apoyo y siguiendo unas sencillas pautas, que al principio nos pueden parecer de lo peor e imposible de llevarlas a cabo, se puede convivir con la enfermedad, de estar fuerte cuando ataca nuestro cerebro y adelantarse a una recaída, por ello animo a mis compañeros ludópatas y sobre todo a los familiares a luchar sin miedo y a expresar sus dudas y escuchar los consejos que desde éste rinconcito pueda ofrecerles, a mi lado y para ayudar a los familiares, me acompaña cómo lo ha hecho desde hace 35 años mi pareja, Betty, también contamos con ella y con su experiencia desde la otra cara del problema, muchas gracias

Anuncios